OCASO. Decimosexto Capítulo.

DOBLE IMPRINTACION
Cuando volvi a tener sentido, estaba en casa de los abuelos. Carlisle me estaba dando a oler unas sales y Esme estaba tomandome el pulso. Estaba en la antigua habitación de Edward.
—¿Seth?….—Sólo pude decir.
—Estoy aqui Reneesme.¿Como te sientes, amor?
Me dijo tomandome de la mano, se sentía bien, correcto que me dijera amor. Me gustó mas de lo que me debería.
Carlisle y Esme no dijeron nada. ¿Acaso sabian?
—Los dejaremos solos para que conversen.
Dijo Esme sonriendome con compasión y llevandose a Carlisle por la mano, el pasandole el brazo por la cintura. Mi madre tenia razón ahora que entiendo, ahora que se, no me molesta ver el afecto que se tienen los demas. Cuando cerraron la puerta me concentré en Seth.
—¿Como es posible?…¿Desde cuando?
—Desde que te vi por primera vez cuando eras una bebé. Tu quizas no lo recuerdas, pero si tu madre te contó que rompió mi clavicula, fue cuando me lancé sin pensarlo para defender a Jacob. No me malinterpretes yo hubiera defendido a Jacob, pero hubiera sido una defensa…racional tratando de protegerme al mismo tiempo. Pero tu estabas completamente azorada por la pelea y verte infeliz era insoportable, absolutamente y mi cuerpo reaccionó solo al igual que lo hizo hace un momento.
Sus ojos eran mortificados y humedos, como si fuera a llorar.
—¿Pero como lo ocultaste? Jacob y tu son de una misma manada. ¿Y la telepatía?
—Yo tambien soy un Alpha ¿Recuerdas? Por mi sangre corre el derecho de pertenecerme a mi mismo si asi lo deseara. Y yo me uni a la manada de Jacob por voluntad propia, él solo oye lo que yo quiero que oiga.
Por un momento se sentó a mi lado, de alguna manera se veia diferente, mayor maduro. Como si el beso lo hubiera cambiado a el tambien.
—Todos estos años cuando venia a acompañarlo era solo para verte, para soportar la ausencia….—Rió un poco— hasta envidiaba las mordidas que le dabas como bebé.
Seth habia guardado este secreto tanto tiempo parecia necesitar hablar. Y yo no tenia voz para decir nada. Pero recordaba, en el fondo de mi estaba esa misma necesidad de verlo a menudo y de verlo feliz. Hasta ahora había pensado que era amistad, no sabia la diferencia: Seth era el unico amigo que tenía, como iba a saberlo.
—No se como nadie se dio cuenta, la verdad yo tampoco. Creo que era inevitable, Bella y yo nos hicimos amigos cuando las cosas con Jacob se agriaron, y desde que tuve la oportunidad de protegerla no lo pensé dos veces, y se sentia tan bien poder darle calor cuando tenía frio durante su embarazo, poder estar protegiendola era extraño, ni siquiera lo pensé en el momento, hasta despues que tu naciste…Todos estos años tratando de entender que era lo que no funcionaba conmigo… —Se rió un poco—Siempre quise a Edward y lo admiré, demasiado para ser un vampiro. Todos me lo decian: que raro era que no me molestara el olor o el toque de su fria piel. —Seguia con su mano en la mía y pasó uno de sus dedos por mi brazo, era como un alambre caliente, y casi me estremezco, por dios me siento como una bruja —A veces creo que mis ancestros me castigaron por ser un amante de chupasangres. —Me dijo riendo, de nuevo había dolor en sus ojos. ¿Cuanto me ocultaba?
Ahora podia ver en mi memoria cada gesto, cada regalo, cada visita de una manera diferente. Siempre pensé que venia ver a Edward a Carlisle e incluso a mi madre o para acompañar a Jacob. Estaba equivocada era por mi, para verme a mi.
—¿Y has guardado este secreto todo el tiempo, tu solo?
Le dije tocando su rostro, el cerro los ojos por un momento, parecía sentir tanta paz, era un rostro que no había visto en muchos meses.
—Tu eras feliz Reneesme era todo lo que importaba. Pero no fue solo. Tu padre sabe.
—¿Edward?
—No pude ocultarselo. El lo leyó en mi mente y le hice jurar silencio por Bella y por ti. El y yo tuvimos una larga conversacion sobre el asunto —Dijo frunciendo el seño—, de hecho el intento convencerme de que lo dijera. Pero Jacob había sufrido tanto, no tenía valor para interponerme en su felicidad, ademas el se imprimió primero y despues de todo tu eras feliz con él. Era yo el que sobraba en este mistico triangulo amoroso.
Ahora entendia las insinuaciones de Edward mejor, y lo que el queria que hablaramos cuando regresaran. Mis opciones.
Dios como era injusta la vida, yo era la heroina en mi propio romance barato. No era divertido, Seth era “mi mejor amigo” y lo habia estado hiriendo sin saber todos estos años y Jacob era mi prometido y lo estaba traicionando ahora. Me siento como una basura.
—¿Y que vamos a hacer Seth?
—Nada, pensaba llevarme el secreto a la tumba, bueno si alguna vez la necesito. Jacob y tú siguen imprimados y el te vió primero…. —Empezó a incorporarse, sabia que en cualquier momento iba a soltar mi mano—No debí haberte besado. Debemos olvidar lo que pasó y guardar el secreto.
¿Pero es posible que Seth se conformara con tan solo eso? Vamos a ser todos miserables criaturas, atrapados por la imprintación. Era increible como en tan pocos minutos la idea me pareciera insoportable.
—No será facil, pero lo he estado pensando, desde que dejaste de crecer las cosas han sido mas…intensas para mi. —Ahí se rió un poco, paso su mano izquierda por sus cabellos sin soltar las mias—¿Sabes que acompañé a Jacob a comprar tu anillo? Yo le sugerí que usara plata, no me hizo caso en eso. Saber que pronto los iba a ver actuando como novios, me daba una rabia y me hacía sentir tan mal. No puedo sentir rabia por la felicidad de Jacob y estoy seguro que algun día se dará cuenta.
Miré el anillo en mi dedo, recordé que yo preferia la plata, era tan cruel. Este anillo me lo pudo haber dado el.Cerró los ojos de nuevo y tocó mi mano en su rostro.
—Ya no vendré a visitarte mas. He descubierto que me puedo controlar bastante. Todos estos años me he dado cuenta, que si veo tus fotos y habló contigo por teléfono me siento un poco…mejor. Los antiguos Quillete no tenían nuestras tecnologías y quien sabe con el tiempo las cosas pueden ser mas llevaderas para mi. Estoy convencido que puedo superar esto y hacerme a un lado para que sean felices.
—¿Pero… y yo Seth? —No podía creer que fuera tan egoista. Aqui estaba tratando de convencer a Seth…pero ¿De qué? No podiamos traicionar a Jacob, pero Jacob y yo nunca podriamos ser felices juntos, como Sam y Emily, eso estaba claro.—¿Y Leah? Ella siente algo por Jacob, yo lo sé, quizas enterrado en lo mas profundo de su ser, pero esta ahi, lo vi esta noche y ella lo vió tambien, por eso salió corriendo. Será miserable al vernos juntos.
—Leah sufrió demasiado por lo de Sam, aunque en el fondo ella sintiera algo por Jacob, ella nunca se dejaría llevar por ese sentimiento sabiendo que tendria que compartirlo contigo…especialmente contigo.
Este universo estaba tan mal, tan chiflado. Como era posible que nos jugara esta broma. ¿Me estaban cobrando mi innatural existencia? No era justo, era horrible. Tenía dos imprimados y ninguno iba a ser completamente mío. Porque yo no era una mujer completa, era una adefesio, un hibrido. Y ahora tambien iba a perder a Seth.
Algo debía hacer. Seth soltó mi mano por fin y empezó a alejarse.
—Adios Reneesme. Le voy a avisar a Carlisle que estas bien. Por favor no digas nada a Jacob. Te prometo que es la primera y ultima vez que olvido que somos…—le costaba decirlo ahora—hermanos. Te llamaré por telefono una vez al día y no tendras mas que decirme hola para que las cosas sigan como deben ser. Adios— Se dió la vuelta para irse. En mi pecho pude sentir un agujero que se habría, era pequeño pero crecía cada microsegundo y sangraba por los bordes, yo sabia que no iba a resistirlo. Seth, me miró por ultima vez, vi lágrimas en sus ojos. Se dio la vuelta y susurró.
—…Te amo—Esa palabra fue la que cambió todo en mi. No se donde un fuego en mi interior empezó a nacer. Cerrando el agujero y llenandolo de algo que no reconocía. Como si todo mi ser se iluminara, y me bañara en una tibia luz, y me hiciera nueva, completa. Esto era lo que diferenciaba a Jacob de mi, el estaba solamente imprimado de mi no enamorado, Seth estaba enamorado de mi, mas allá de la imprintación había un sentimiento tan fuerte como el lazo que nos unia y yo le correspondía, por eso no soportaba pensar que se fijara en otras mujeres, las enfermeras la idea de que imprintara, no podia ni imaginarlo, era porque estaba celosa. Cuando con Jacob no me importaba con Seth era insoportable. Yo amaba a Seth.
—No.
Le dije en voz fuerte, antes de que terminara. Seth se volteó, me miró extrañado. No sé si era la legenderia testarudez de mi madre o la mitad vampiro de mi padre que no podia superar la idea de vivir sin mi pareja, la que estaba hablando pero no me iba a rendir a la miseria sin pelear.
—No lo acepto, no me resigno a que todos seamos miserables.— Me levanté y me acerqué a donde él estaba, tenía que decirselo mirandolo a los ojos, las palabras me salian como un rio de la boca. —Seth algo debemos hacer, investigar acerca de la imprintación, alguna solución debe haber. Carlisle tiene amigos antiguos, vampiros que han existido desde antes que los Quillete se convirtieran en lobos. —Lo tomé de las manos—Y no es solo por mí, por Jacob y Leah tambien. Moveremos mar y tierra, Edward y Bella nos ayudaran. En cuanto vuelvan nos sentaremos como adultos que somos todos, pondremos las cartas sobre la mesa y si hay algo que podamos hacer, lo haremos cueste lo que cueste.
Seth se quedó boquiabierto, creo que nunca me había visto así tan segura. ¿Y como? Era la primera vez que algo se me negaba y por su puesto era lo que mas deseaba en la vida. Soy una malcriada ¿No? Si iba a ser infeliz, si ibamos a ser infelices, no iba a ser sin pelear primero.
—Pero Reneesme lo que dices es una locura. No podemos no debemos.
—Seth, yo tambien te amo…
El estaba inmovil y en ese momento de certeza y fuego lo besé otra vez. Sin miedo, sin dudas, sin dejar nada atras. Esto se sentia demasiado bien, y ninguno de nosotros cuatro merecia vivir la vida entera renunciando a esta sensación. Leah, Jacob, Seth y yo mereciamos vidas completas.
Tuve que usar toda mi fuerza de voluntad para separarme de sus labios esta vez. Ya entiendo por que mis padres nunca se cansaban de besarse, de hecho no entiendo como no lo hacen todo el tiempo. Y aparte de besar había otros deseos en mi, otros…apetitos de mujer.
Pobre Seth, ahora Edward lo va a tener que vigilar a él.
—Vamos a bajar a la cocina, tengo que hablar con Carlisle, explicarle la situacion asi podremos hacer un plan para cuando Edward y Bella regresen.
Practicamente lo arrastré del brazo, por las escaleras. Pude ver por la ventana que las estrellas brillaban todavia y me sentia fuerte, valiente, viva.
—Nunca te habia visto asi….no sé que me has hecho Reneesme, pero no creo que tenga fuerzas para dejarte, ahora que por fin he podido decir lo que sentía, despues de tantos años, pero Jacob…
Le toqué los labios.
—Jacob te ama tambien a ti y lo sabes y el no esta feliz ahora. Si nos separamos, eso no lo arreglará, encontrar una solución si.
El besó mis dedos en sus labios sonriendo y luego me abrazó y me besó de nuevo. Sin miedo. un nuevo beso por un nuevo Seth.
Si, esto era lo que tenia que ser. Bajé a la casa y tía Alice estaba arreglando unos lirios en la mesa, me miró con su picara sonrisa, claro, todos deben estar enterados ahora, oidos vampiricos. Bueno por lo menos no tendremos que perder el tiempo en explicaciones. Pero de pronto el jarrón se hizo añicos entre sus dedos y su rostro se convirtió en una mascara de horror. Eso no era nada bueno.
—¡Los Volturi! —Dijo temblandole los labios. Todos en la casa se materializaron a su lado. Jasper la sostenía como si se fuera a caer, tenia cara de terror que parecia un vampiro de esa peliculas de blanco y negro. Jasper nunca se asustaba, ¡¿Que pasaba?!!
—¿Los Volturi vienen tía, Alice? —Le pregunté de inmediato, creo que hable a velocidad de vampiro.
—No….Estan en Isla Esme… Van a matar a Bella y Edward.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entra tu direccion de correo electronico para recibir un aviso cada vez que haya algo nuevo que contar.

Únete a otros 894 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: