Sol Naciente. Capítulo IV

nahuelREACCION

Hablar con mis padres fue mas sencillo de lo que creia, hubo sollozos, hubo murmullos, hubo preguntas. Pero nadie en la casa intentó convencerme de que cambiara de opinion. No se si Jacob y Seth estando a mi lado apoyandome fue la razón o si ellos sabian que era inevitable, o si quizas la logica de la situacion era demasiado grande para que su necesidad de protegerme los cegara, pero lo que fuera habia estado mas abiertos a la idea de lo que esperaba.

Tío Jasper, se ofreció de inmediato a entrenarme lo mejor possible, tía Alice se la pasó recordandoles que todas las posibilidades me tenian en el centro asi que mi decisión de quedarme y luchar era firme y final. Nada podian hacer ya. O me quedaba y ellos me entrenaban o se arriesgaban a que fuera una presa facil de Aro.

Bella y Edward aceptaron apesadumbrados, pero habia poco tiempo para flotar en la tristeza. Carlisle habia recibido unas extrañas cartas. Sin sello postal ni direccion de remitente. Varios vampiros se habian enterado de la situación for via de Nahuel y Huliel y nos enviaban su declinación. Luchar directamente contra los Volturi y contra la posibilidad de tener mas sangre humana era una locura. El humor en la casa se puso pesado. No habia habido confirmaciones Emmet y Rosalie no habian enviando respuesta de sus viajes. Tío Jasper lo tomó muy mal.

-Quizas mejor se unen a los Volturi- Dijo mirando la parte trasera de la casa como si contemplara un campo de batalla de sus dias en la guerra civil.

-No veo nuevos aliados con ellos.- dijo tía Alice para aliviar la situacion.-De hecho veo muchos vampiros alejandose de Forks y de Volterra. Ellos nos respetan somos los unicos que hemos desafiado a los Volturi y salido de una manera victoriosos.

Edward se acercó tocandole el hombro.

-Las mentes de aquellos vampiros cambiaron mucho aquel día ellos nos consideran pacificos. Mejor que los Volturi. Me imagino que muchos preferirian que ganaramos porque saben que no estariamos coleccionandolos como…insectos. Pero no arriesgarian su immortal pellejo por la causa.

-Mejor asi- Dijo Jasper- Es mejor saber que no va a ver sorpresas de ultimo minuto y si los Volturi solo cuentan con ellos tendremos ventajas.

No parecia muy convencido pero mi padre estaba mas animado de lo que esperaba y mi madre siempre lo apoyaba.

Hasta ahora solo contabamos con las primas, los lobos y nosotros. Con Nahuel y su tia supuestamente de nuestro lado. Pero con los vampiros no se sabe.

De acuerdo con Alice los Volturi solo estaban organizando la salida. Ya no ocultaban mas sus intenciones sabiendo que ella iba a estar pendiente de todos ahora y el plan era acabar con nosotros. Y no tenian temor sabian que los vampiros nunca iban a convertirse en vegetarianos en masa por mas que ellos fueran a dominar el mundo.

Jasper y yo entrenabamos como acercarme a Chelsea. El plan era distraerlos y Edward o Bella me llevarian cargada en su espalda. Jacob y Seth se ofrecieron pero era mas seguro que no estuvieran cerca de los vampiros para que no los fueran a morder y envenenarlos. Ya los Volturi sabian que su veneno era mortal para los lobos.

Mi madre y mi padre me entrenaban la otra mitad del tiempo.

-Concentrate en tu tela- Me decía Bella. -Al instante de tocar a Chelsea proponte penetrarla con todas tus fuerzas.

-Solo necesito un momento de duda un solo mirar de sus ojos que me deje saber que se ha liberado. La arrojare lejos de Aro y con eso los Volturi tendran su fin.-Decia mi padre muy seguro.

El plan era dejar que los Volturi decidieran si se quedaban a luchar o no. Contabamos con la natural cobardia de los vampiros y con su rencor para con Aro por tenerlos en Volterra con la ayuda de los poderes de Chelsea.

Un dia la puerta sonó y pudimos ver por el cristal de la casa a Nahuel. Todos observamos a Edward para saber cual era su proposito.

-Creo que nos van a dar una excelente noticia- Vi a Jasper sonreir.

-Bella mi amor abre la puerta. Creo que es la persona que el mas apreciaria ver. Mi madre lo miró un poco confundida pero dejando las flores en el jarron que estaba acomodando al instante estuvo en la puerta.

-Nahuel….tus ojos!-Dijo ella y lo vi abrazarlo con mucha efusion. El recibio el abrazo, cerrando los ojos. Cuando los abrio pude ver el porque. Nahuel tenia los ojos ámbar. Huilen tambien. Ellos eran uno de nosotros ahora.

Mi padre estaba ya al lado de Nahuel estrechandole la mano a el a su tia con mucha efusion.

-No se como agradecerles por esta muestra de lealtad.

Huilen casi le saca la mano de tan rapido que se la soltó

-Bah ya nosotros estabamos camino a alimentarnos solo de animales. Nahuel me convenció de que cualquiera de nuestras victimas podria ser una madre o un padre. No merecian morir si habia otra manera.

-No puedo negar que conocerlos a ustedes ayudo a nuestra resolución pero tuvimos que apresurarnos. Es un habito dificil de dejar.

-Ni que lo digas.- Dijo Jasper y todos reimos.

-Creo que vamos a necesitar mas habitaciones- dijo la abuela Esme y se marchó casi de inmediato.

-No queremos importunar- Dijo Nahuel

-No digas eso. Siempre estamos felices de aumentar la familia-dijo mi padre tomandolo del hombro. Bella hizo lo propio y Huilen solo viró los ojos y se sento a hojear unos libros que estaban en la mesa. Nahuel se veia totalmente emocionado. Al parecer le gustaba la idea de ser un Cullen sin tener que obligarme a mi a nada.

-Reneesme- Dijo y me abrio los brazos efusivamente. No me senti incomoda sino al contrario era como si abrazara a Jacob y creo que el sentia lo mismo.

Hablando de mis lobos. Jacob,Leah y Seth estaban en la puerta mirando la escena. Nada de celos por supuesto pero si muchas preguntas sin contestar.

-Tienen hambre?- Dijo abuelo Carlisle y mi padre empezó a preparar comida para los lobos.

Nahuel se quedó mirando a Leah. A Jacob no le gustó para nada. Leah parecia sentirse incomoda con la atencion pero no se movia del lado de Nahuel. Los vi conversando acerca de su vida en la selva y Leah fascinada por los detalles de sus viajes. Jacob estaba a punto de importunar asi que lo invité a pasear conmigo.

-Esa Leah no hace mas que fijarse en cualquier extranjero bonito que le pasa por el lado.

-No creo que se para tanto Jacob. Nahuel solo trata de ser amable y Leah sabe que va a imprintar en nuestros “hijos” asi que no creo que le haga casa sabiendo lo que duele ser abandonado por la imprintacion.

Los dias pasaron pero mis palabras comenzaron a ser huecas Leah y Nahuel pasaban demasiado tiempo juntos y si no fuera porque Jacob y los lobos estaban entranando con nosotros gastando energia las cosas se hubieran puesto peor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entra tu direccion de correo electronico para recibir un aviso cada vez que haya algo nuevo que contar.

Únete a otros 894 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: