Sol Naciente. Capítulo VI

tumblr_mdz3n5BI2x1r2yyiao1_500ANIVERSARIO

Fuimos al claro. Todos estaban reunidos alrededor de mi tia Alice nos estaban esperando. Jasper se alejo dirigiendose hacia donde estaba Alice. Vi a Seth al lado de Leah al parecer los interrumpio camino de ver a Sue.

Que dolor tan grande era verlo de tan cerca y no poder tocarlo. Como para sustituirlo le tome la mano a Jacob. El parecio entender y me la apreto. Los dos mirabamos a los hermanos deseando intercambiar posiciones. Nahuel estaba al otro lado de Leah. El tambien la miraba con deseo. Me imagine que Leah le habia explicado lo de la imprintacion y el no estaba contento tampoco.

“Estupida imprintacion doble”- Murmure sin fuerzas.

Alice me miro sus ojos fijos en mi como si quisiera concentrarse mas en mis decisiones. En un microsegundo termino. Su cara era de tragedia. No la habia visto asi desde que mis padres se presumian muertos.

“Los Volturi vienen…” Dijo ella. La multitud se escandalizo.

“Pero como?” Dijo Garret “Ellos van a salir de la ciudad de Nuevo?”

“No ya no estan en Volterra. No desde que nos fuimos” Dijo Jasper, Alice toco sus sienes.

“Un pequeno desliz en la mente de uno de los guardias me advirtio” Dijo ella “Quizas pensaron que solo iba a tomar a Aro en cuenta. Pero aprendi mi leccion le he dedicado tiempo a todos los miembros de los guardias Volturi. Sabia que alguno iba a perder la concentracion en algun punto.” Dijo ella. No creo haber visto a un vampiro exhausto pero Alice lo parecia. Jasper continuo dejandola descansar.

“Aro tiene un nuevo plan. No sabemos por que ni cual es pero ellos ya estan llegando a Forks. Estan usando distintos medios pero todos tienen la orden de estar aqui el mismo dia.”

“Saben que dia es?” Pregunto Zafrina sus ojos brillaban con rabia y sed de sangre. O deberia decir veneno. Sus ojos eran ambar tambien lo que queria era matar Volturis.

“El aniversario de la batalla” Alice anadio casi como si lo hubiera adivinado en ese momento.

“Caius probablemente quiere la revancha” Dijo Edward. El tomaba la mano de mi madre con fuerza. Me excuse con Jacob y me acerque a mi familia. Los recuerdos de ese dia en el que casi los pierdo a todos me embargaban. Mis lagrimas comenzaron a rodar a pesar de que no queria preocupar a nadie.

Vi los rostros de nuestros amigos vampiros y la idea de que la batalla iba a suceder ahora me llenaba de terror. Los Volturis no iban a ceder y ahora estaban preparados conociendo los poderes y tecnicas de todos.

“Reneesme, puedo sentir lo que sientes” Dijo Jasper “Puedo sentir lo que sienten todos. Una vez mas con la massacre acercandose a nosotros” El comenzo a caminar tomando una postura military y digna. Nunca lo habia visto tan confiado.

“Los Volturi tendran experiencia pero yo soy estratega military. A parte de mis anos en el ejercito de Maria he estudiado todos los militares humanos. Napoleon, Alejandro, Shaka Zulu” Se rio un poco “No por presumir pero ellos tendran que luchar contra muchos generals. Tenemos una gran posibilidad de ganar y con nuestra arma secreta…” dijo mirandome. “Ellos estaran a nuestra merced en segundos.

Di la vuelta para mirar a Edward y Bella quienes no podian ocultar su pesar. Me acerque al oido de mi madre y la bese en la mejilla antes de susurrarle.

“Se que haran lo correcto” Ella me abrazo con tanta fuerza que casi perdi el aliento. Pero me dio a entender que ya sabia lo que planeaba y entendia bien que tenia que dejarme actuar. Era mi momento.

Cruze una mirada con Seth y el entendio lo que sucedia.

“Oh a lo major salvo el dia como la ultima vez!” Nahuel grito. Riendo. Me imagino que trataba de aligerar la idea de la batalla. Todos los demas vampiros rieron incluyendo Alice. Nos pusimos a entrenar de nuevo. Esta vez Edward y Bella se concentraron en practicar como removerme de Chelsea una vez la hubiera sacado del contacto de Aro.

Era inevitable iba a luchar junto a ellos. La unica esperanza estaba puesto en que fueramos lo suficientmente rapidos y que los Volturi no sospecharan de la pequena y fragil hibrido entre ellos.

Parte del plan era hacer creer que me iba a ausentar de la batalla. Mi madre y yo visitamos a J. Jenkings. Un hombre nervioso quizas porque el noto que desde la ultima vez que habia hecho papeles para Vanessa Wolfe ella lucia una nina pequena y ahora era toda una mujer en menos de una decada. No dijo nada y me entrego mi pasaporte. Sabiamos que de alguna manera los Volturi iban a enterarse y asumir que no iba a estar en la batalla.

“Gracias por su ayuda” Dijo Bella amablemente. Luego anadio “Si yo fuera tu, me tomara unas vacaciones a un sitio muy soleado en los proximos meses” Le sonrio signficativamente.

El hombre se limpio la frente y tomandose un trago largo de su bebida. Se levanto sin decir adios y se marcho. Mi madre debia de tenerle afecto si le recomendaba algo asi.

Ya los vampiros tenian planes en como deshacerse del resto de los humanos. Charlie tenia que ayudar y sacar toda la poblacion de Forks. El plan era fingir que un camion de productos quimicos habia caido en medio de la ciudad y que necesitabamos evacuar a toda la poblacion.

Era arriesgado pero con la ayuda de una red de contrabandistas. Conseguimos los trajes de control de epidemias, identificaciones, camiones y hasta un helicoptero. Charlie, Sue y los demas Quiletes iban a ayudar a mantener a todo el mundo en tiendas de campana en la montana en lo que se limpiaba la ciudad.

“Crees que lo crean?” le pregunte al abuelo Carlisle mientras armabamos todo la produccion. Incluyendo noticias falsas que solo los que vivian en Forks podrian contactar.

“Las epidemias asustan mucho a la gente moderna” Me contest el muy seguro . Esme anadio:

“En todo caso si vencemos a los Volturi. Tendremos que irnos de nuestra ciudad. Lo que sean que sospechen que paso realmente :vandalism, broma pesado, instalacion de arte. No nos concierne.”

“Ademas podriamos decirle la verdad a algunos humanos dignos de confianza. Como tu abuelo Charlie y Renee”

La idea de por fin conocer a Renee me llenaba de alegria. Era lo unico que nunca habia tenido en mi mimada ninez. Con eso me quede tranquila ya tenia que preocuparme mucho por lo que pasaria. Los humanos en Forks estarian seguros, era todo lo que importaba hasta el dia de la batalla.

Sol Naciente. Capítulo V

bd2

EJERCITO

Si no fuera porque Alice es la que tiene los poderes de vision del futuro hubiera jurado que mi padre era el que sabia lo que habia de venir. Emmet y Rosalie regresaron y trajeron a Zafrina y el resto del clan amazonico con ellos. Todos tenians los ojos ambar. Habiamos convertido a otros mas a nuestra causa. Los humanos tenian mas aliados de lo que creiamos.

Con ellos Carmen, Eleazar y las primas.

-Pero mi niña no puede estar en la batalla- Tia Rosalie insistia. Bella y Edward estaban bastante tranquilos.

-Reneesme no es una niña ya. No creo que podamos detenrela aunque quisieramos- le dijo Edward tocando el hombro de mi tia. Bella hizo lo mismo.

-Ademas piensa que es mejor que este con nosotros. Aro sabe como sortear la vision de Alice si el quiere a Reneesme podria estar esperando que la dejaramos aqui. Recuerda como me senti cuando supimos que iban a batallar con los neofitos de Victoria en Forks y Edward se quedo conmigo. No podriamos soportar estar lejos de ella.

-Si, necesitamos toda nuestra concentracion en el campo de batalla y sin nuestra hija a la vista eso seria casi imposible. Ya nos separamos una vez y mira lo que paso.-Terminó Edward. Rosalie se veia mas convencida y abrazandome continuamos los entrenamientos.

En los momentos en que podia escaparme del grupo para pasar un momento a solas con Seth trataba de adivinar que pensaban hacer conmigo.

Nos fuimos al arbol en donde nos besamos por primera vez. Nuestro lugar favorito. La tarde cayendo dejaba filtrar los rayos de sol entre las hojas y sus ojos morenos parecian casi de miel iluminando su piel canela. Mi corazón parecia que iba a salir de su pecho de tan fuerte que latia. Seth sin mas preambulos me sujeto entre el arbol y su pecho. No me beso de inmediato. Sino que tomando mis palmas mirandome fijamente a los ojos, casi sin parpadear. Empezó a acariciarme las manos. La punta de sus dedos trazaron las venas de mis brazos, el codo hasta llegar a mis hombros. Sus manos acunaron mi nuca. mientras mi pelo se enredaba en ellas.

Acercó su cara, pero no me beso tampoco. Sino que sus labios tocaron suavemente mi frente y mi pelo. Podia sentir su respiracion absorviendo mi aroma. El olor de su piel llenaba mi nariz, delicioso y dulce. Llenandome de paz y despertando los deseos que habia reprimido por el bien de Leah y Jacob. Y abrazados asi solamente tocandonos de pies a cabeza comenzamos a platicar.

-Yo no se tu pero conozco a mis padres. Espero que no esten pensando hacer una locura.- Le dije a Seth con mis labios rozando sus orejas.

-Que temes amor?- Suspiro cerca de mi mejilla. La palabra amor me hacia estremecer. Lo estreche entre mis brazos aun con mas fuerza. Trazando su espalda con suavidad.

-…Una locura. Como soy yo la que tengo que destruir la conexion con Chelsea me asusta que ellos la ataquen y arruinen todo el plan de Jasper para salvarme. Pero eso cambiara todo y todos correrian peligro.

-Deberias quitarle a tu tia Alice el puesto de psiquica.

-Jacob!- Seth y yo nos separamos. El nos habia seguido.

-No es lo que crees, nosotros…- El levantó la mano.

-Por mi no se preocupen no me molesta para nada que esten abrazaditos- Dijo el como burlandose. Luego su cara cambio

– Lo que quisiera es que Leah entendiera lo mismo de una vez.- Dijo sentandose al pie del arbol. Seth y yo nos miramos. Los tres no quedamos en silencio por un rato no sabiendo que decir.

-Entonces sabes los planes de Bella y Edward?- Dijo Seth tratando de cambiar el tema.

-Si, ellos me lo contaron todo. Van a tratar de atrapar a Chelsea ellos mismos y me dijeron que me encargara de mantener a Reneesme a salvo y lejos del peligro.

-Estan locos! Es un suicidio!- Dije yo llevadonme las manos a la cara.

-Lo se por eso no les voy a hacer caso. No soy el mas inteligente pero hablando con Alice todos estos años he aprendido como esquivar la mente de Edward asi que el no sabra que vamos a seguir el plan de Jasper al pie de la letra.

-Y Alice? Ella seguro le diró…?

-Yo hablare con ella- dijo Seth. Ella entendera que tus padres estan actuando por instinto pero nos van a condenar a todos.

-Crees que te haga caso?

-Yo la convenceré Reneesme ella ya vivio ver a su hermano y a Bella muertos y ver a su familia casi destruida. No creo que ella se arriesgue de nuevo a lo mismo. Tu eres nuestra oportunidad. Por mucho que me duela admitirlo. Necesitamos tus poderes.

Seth me tomó la mejilla. Me empeze a ruborizar y temiendo ofender a Jacob baje la cabeza. El muy caballerosamente se habia dado la vuelta para dejarnos espacio.

-Te amo tanto. Pero arriesgar a tus padres seria casi como matarte yo mismo otra vez. Cuando estabas en ese sofa practicamente sin vida. Hubiera dado my sangre y mis huesos por regresarte a tu familia. Entre Jacob y yo podemos protegerte para que cumplas tu mision y salgas ilesa.

El acarició mis pomulos, se acerco para besarme.

-Leah viene!- Grito Jacob. Con cuidado se acercó y se puso entre Seth y yo tomandome la mano. Se veia muy apesadumbrado. Leah aparecio por detras del arbol.

-Seth? Te he estado buscando.- Dijo mirando a Jacob podria jurar que su primera impression no fue de alegria al ver nuestras manos enlazadas. Pero cambio a una sonrisa tan rapido que mis lobos seguro no se dieron cuenta.

-Tenemos que hacer…algo con mamá- Le dijo a su hermano . Y esquivando la cara de Jacob le tomo la mano a Seth y casi lo arrastró lejos de mi. Seth me miro pidiendo disculpas con la mirada. Leah se dio la vuelta antes de desaparecer y me dijo adios con la mano sonriendo. Yo le devolvi la sonrisa de la mejor manera que pude. Hubiera querida matarla.

Ya solos Jacob solto mi mano y se desplomó en el suelo.

-Lo siento tanto…no se que hacer a lo mejor si esperamos Leah podria tener razon. Le dije sin sonar nada convencida.

-No Reneesme no se que sea los que nos este pasando a los cuatro. Pero no es nada como loe de Bella y yo. Yo ya lo vivi y no se sienta igual. Mira como ni siquiera te celo con Seth con tu madre hubiera matado a Edward con gusto.

-Hey!- Le dije golpeandolo en el hombro con cuidado. El se rio un poco.

-Y entonces? Que va a pasar?-

-No se, no tengo ni la mas remota idea. Lo que sea espero que se pronto porque siento que me voy a volver loco y….- Un ruido de pisadas nos interrumpió.

-Tio Jasper!

-Vengan al claro donde estabamos entrenando. Es urgente. Alice tuvo una vision.

PS

Recuerden que por todo el mes de Marzo los libros de Fantasia. Princesas de Astrogea estaran a 0.99 en Amazon y que desde el dia 20 de Marzo hasta el 25 Siete Maneras de Casarse con un Principe sera totalmente gratis para descargar.

Sol Naciente. Capítulo IV

nahuelREACCION

Hablar con mis padres fue mas sencillo de lo que creia, hubo sollozos, hubo murmullos, hubo preguntas. Pero nadie en la casa intentó convencerme de que cambiara de opinion. No se si Jacob y Seth estando a mi lado apoyandome fue la razón o si ellos sabian que era inevitable, o si quizas la logica de la situacion era demasiado grande para que su necesidad de protegerme los cegara, pero lo que fuera habia estado mas abiertos a la idea de lo que esperaba.

Tío Jasper, se ofreció de inmediato a entrenarme lo mejor possible, tía Alice se la pasó recordandoles que todas las posibilidades me tenian en el centro asi que mi decisión de quedarme y luchar era firme y final. Nada podian hacer ya. O me quedaba y ellos me entrenaban o se arriesgaban a que fuera una presa facil de Aro.

Bella y Edward aceptaron apesadumbrados, pero habia poco tiempo para flotar en la tristeza. Carlisle habia recibido unas extrañas cartas. Sin sello postal ni direccion de remitente. Varios vampiros se habian enterado de la situación for via de Nahuel y Huliel y nos enviaban su declinación. Luchar directamente contra los Volturi y contra la posibilidad de tener mas sangre humana era una locura. El humor en la casa se puso pesado. No habia habido confirmaciones Emmet y Rosalie no habian enviando respuesta de sus viajes. Tío Jasper lo tomó muy mal.

-Quizas mejor se unen a los Volturi- Dijo mirando la parte trasera de la casa como si contemplara un campo de batalla de sus dias en la guerra civil.

-No veo nuevos aliados con ellos.- dijo tía Alice para aliviar la situacion.-De hecho veo muchos vampiros alejandose de Forks y de Volterra. Ellos nos respetan somos los unicos que hemos desafiado a los Volturi y salido de una manera victoriosos.

Edward se acercó tocandole el hombro.

-Las mentes de aquellos vampiros cambiaron mucho aquel día ellos nos consideran pacificos. Mejor que los Volturi. Me imagino que muchos preferirian que ganaramos porque saben que no estariamos coleccionandolos como…insectos. Pero no arriesgarian su immortal pellejo por la causa.

-Mejor asi- Dijo Jasper- Es mejor saber que no va a ver sorpresas de ultimo minuto y si los Volturi solo cuentan con ellos tendremos ventajas.

No parecia muy convencido pero mi padre estaba mas animado de lo que esperaba y mi madre siempre lo apoyaba.

Hasta ahora solo contabamos con las primas, los lobos y nosotros. Con Nahuel y su tia supuestamente de nuestro lado. Pero con los vampiros no se sabe.

De acuerdo con Alice los Volturi solo estaban organizando la salida. Ya no ocultaban mas sus intenciones sabiendo que ella iba a estar pendiente de todos ahora y el plan era acabar con nosotros. Y no tenian temor sabian que los vampiros nunca iban a convertirse en vegetarianos en masa por mas que ellos fueran a dominar el mundo.

Jasper y yo entrenabamos como acercarme a Chelsea. El plan era distraerlos y Edward o Bella me llevarian cargada en su espalda. Jacob y Seth se ofrecieron pero era mas seguro que no estuvieran cerca de los vampiros para que no los fueran a morder y envenenarlos. Ya los Volturi sabian que su veneno era mortal para los lobos.

Mi madre y mi padre me entrenaban la otra mitad del tiempo.

-Concentrate en tu tela- Me decía Bella. -Al instante de tocar a Chelsea proponte penetrarla con todas tus fuerzas.

-Solo necesito un momento de duda un solo mirar de sus ojos que me deje saber que se ha liberado. La arrojare lejos de Aro y con eso los Volturi tendran su fin.-Decia mi padre muy seguro.

El plan era dejar que los Volturi decidieran si se quedaban a luchar o no. Contabamos con la natural cobardia de los vampiros y con su rencor para con Aro por tenerlos en Volterra con la ayuda de los poderes de Chelsea.

Un dia la puerta sonó y pudimos ver por el cristal de la casa a Nahuel. Todos observamos a Edward para saber cual era su proposito.

-Creo que nos van a dar una excelente noticia- Vi a Jasper sonreir.

-Bella mi amor abre la puerta. Creo que es la persona que el mas apreciaria ver. Mi madre lo miró un poco confundida pero dejando las flores en el jarron que estaba acomodando al instante estuvo en la puerta.

-Nahuel….tus ojos!-Dijo ella y lo vi abrazarlo con mucha efusion. El recibio el abrazo, cerrando los ojos. Cuando los abrio pude ver el porque. Nahuel tenia los ojos ámbar. Huilen tambien. Ellos eran uno de nosotros ahora.

Mi padre estaba ya al lado de Nahuel estrechandole la mano a el a su tia con mucha efusion.

-No se como agradecerles por esta muestra de lealtad.

Huilen casi le saca la mano de tan rapido que se la soltó

-Bah ya nosotros estabamos camino a alimentarnos solo de animales. Nahuel me convenció de que cualquiera de nuestras victimas podria ser una madre o un padre. No merecian morir si habia otra manera.

-No puedo negar que conocerlos a ustedes ayudo a nuestra resolución pero tuvimos que apresurarnos. Es un habito dificil de dejar.

-Ni que lo digas.- Dijo Jasper y todos reimos.

-Creo que vamos a necesitar mas habitaciones- dijo la abuela Esme y se marchó casi de inmediato.

-No queremos importunar- Dijo Nahuel

-No digas eso. Siempre estamos felices de aumentar la familia-dijo mi padre tomandolo del hombro. Bella hizo lo propio y Huilen solo viró los ojos y se sento a hojear unos libros que estaban en la mesa. Nahuel se veia totalmente emocionado. Al parecer le gustaba la idea de ser un Cullen sin tener que obligarme a mi a nada.

-Reneesme- Dijo y me abrio los brazos efusivamente. No me senti incomoda sino al contrario era como si abrazara a Jacob y creo que el sentia lo mismo.

Hablando de mis lobos. Jacob,Leah y Seth estaban en la puerta mirando la escena. Nada de celos por supuesto pero si muchas preguntas sin contestar.

-Tienen hambre?- Dijo abuelo Carlisle y mi padre empezó a preparar comida para los lobos.

Nahuel se quedó mirando a Leah. A Jacob no le gustó para nada. Leah parecia sentirse incomoda con la atencion pero no se movia del lado de Nahuel. Los vi conversando acerca de su vida en la selva y Leah fascinada por los detalles de sus viajes. Jacob estaba a punto de importunar asi que lo invité a pasear conmigo.

-Esa Leah no hace mas que fijarse en cualquier extranjero bonito que le pasa por el lado.

-No creo que se para tanto Jacob. Nahuel solo trata de ser amable y Leah sabe que va a imprintar en nuestros “hijos” asi que no creo que le haga casa sabiendo lo que duele ser abandonado por la imprintacion.

Los dias pasaron pero mis palabras comenzaron a ser huecas Leah y Nahuel pasaban demasiado tiempo juntos y si no fuera porque Jacob y los lobos estaban entranando con nosotros gastando energia las cosas se hubieran puesto peor.

Amanecer Parte 2. La peor y la mejor de todas las peliculas de nuestra saga.

La familia esta completa

 

Este es el momento que todas temiamos llegar a la conclusion de la jornada de Bella y Edward. Conocer su hija y enfrentarse a los Volturi. No hay mas libros que leer ni mas peliculas que esperar. Solo recordar con nuestros objetos “sagrados” y rezar porque Sol de Medianoche o los Libros de Reneesme y Leah salgan antes de que nuestros corazones se sequen de nostalgia.

Esto hace la pelicula la peor de todas, porque es la ultima. Lo que la hace la mejor es lo demas.

Empieza magicamente con una Bella “nueva” cazando al lado de su esposo, demostrando su autocontrol, convirtiendose con toda facilidad en una Cullen verdadera. Su relacion con Jasper y Rosalie sanada, Emmet bromeando pero a la vez respetando a la nueva vampira, Esme y Carlisle relajados y felices de que no van a tener que preocuparse por su fragil humanidad. Jacob por fin superando sus sentimientos y convirtiendose en otro fanatico del Equipo Bedward, Reneesme su adorada y dulce niña la perfecta hija del amor con el hombre de su vida y claro Edward y ella por fin viviendo como iguales, marido y mujer, amantes, esposos, padres para siempre.

La felicidad se troncha con Irina denunciando a los Cullen contra los Volturi y teniendo que recurrir a los amigos que ha hecho Carlisle a traves de los siglos para tratar de salvar la felicidad que tienen.

Las actuaciones no pudieron estar mejor, aun los vampiros que tenian una linea o dos se establecian bien como personajes concretos. Ademas que sus razones para pelear tenian mucho sentido con eso de que los Volturi pudieran decidir coleccionarlos en cualquier momento.

La batalla fue llevada de una manera cinematografica, fantastica, la primera muerte te deja sin respiracion y las demas te ponen a llorar.

Para todos los que se quejaron de que no hubo batalla ver que si se hubiera dado hubieramos perdido a tantos seres queridos seguro les hizo cambiar de opinion y al releer encontraran que se sienten tan aliviados como Bella cuando no hay tal encuentro.

Los creditos y las escenas finales son bellas, como una carta de amor a los libros, los actores, los fans y a la misma Stephenie.

Twilight vivira eternamente en el corazon de todos los fans y ojala que algun dia tengamos la suerte de visitar este universo nuevamente y como dijo Meyer ver quien se vuelve malo y quien muere. Yo personalmente quiero ver como se desarrolla Reneesme.

Ya con mi fan fic lo puede continuar sabiendo que Alice si va a poder ver a los lobos y Reneesme y viendo que aunque tiernos no hay seguridad de un romance entre Jacob y ella.

Para los que no han leido mi fanfic Ocaso continuacion pueden empezar aqui.

Viva Crepusculo para siempre!

Ahora a verla de nuevo en el cine!

 

 

Sol Naciente. Capítulo III


PLAN

Casi no pude dormir aquella noche. Cada vez que cerraba los ojos las imagenes de la matanza me perseguian, cabezas cortadas, miembros por todas partes, pilas de cadaveres, pero sobre todo sangre, mucha sangre, pero no era apetecible, se veia muerta, sin brillo, ni vida. Y todo el mundo se inundaba en ella.
Despertaba sudorosa y mis padres estaban ahi con sus manos frias y confortantes, pero con tristeza en el rostro. Sabiendo que quizas estos eran los últimos recuerdos que se iban a llevar de nuestra vida juntos. Yo muriendo día a día de terror. El dolor comenzaba a ser insoportable, traté de escapar a mi lugar feliz. Seth.
Imaginaba verlo de nuevo pronto, y tuve que idear un plan para vernos a escondidas. Claro que le conté a Jacob, le mandé un correo electrónico diciendole que necesitaba unos minutos a solas con Seth. Jake siempre accedia a mis peticiones y el no estaba celoso. No tenia de que. Leah era la dueña de sus pensamientos. Pero ella ahora habia puesto una distancia entre ellos que nada podia salvar.
Seth y Jacob llegaron a la casa al mediodia. Como siempre mi padre y Bella le habian preparado mucha comida, su favorita. Jacob se sentó en la mesa, pero Seth me tomó de la mano casi arrastrandome y fuimos detras de la casa al jardín. No podia negar que me gustaba mucho cuando era asi de decidido. A penas me di la vuelta el se quedó mirandome, tomado de la mano, con una intensidad en sus ojos marrones que me hizo ruborizar.
—¿No tienes hambre?—Le dije tratando de desviar un poco la atención que coloreaba mis mejillas y calentaba mi sangre.
—Tengo hambre de ti—Me dijo y en un segundo sus labios, ya estaban en los mios, bebiendo mi aliento mientras sus manos atrapaban mi cintura y mis dedos empujaban su cara hacia la mía, como si quisiera que nos fundieramos en uno. Nuestra piel ardiendo, como una hoguera. No se que tiempo estuvimos asi, terminó con sus labios en mi cuello y mi frente.Nos recostamos debajo de un árbol, mirando el cielo, eternamente nublado de Forks. Me sentia llena, plena casi podia dormirme tranquila y con la certeza de que no iba a tener pesadillas. Todo lo que necesitaba era a Seth a mi lado para que el mundo no se sintiera tan frio y sin esperanzas. Luego de vivir años en un lugar como este, donde casi nunca salía el sol, uno se da cuenta que dentro del remolino de nubes se ocultan formas, animales, plantas, estrellas, personas…Me recordó que a veces uno cree que no hay nada nuevo que buscar dentro de la desesperacion, pero si se toma uno un minuto para mirar la situacion desde otro punto de vista. Se encuentra algo nuevo.
—Seth, ¿Que ha decidido Sam?
—No quisiera hablar de eso ahora, Reneesme.
—Yo tampoco, pero no me puedo quedar tranquila. Sabiendo que pronto…—No quise terminar las palabras, me dolian en los labios. —¿Tú quieres irte de aquí?
—Claro que no Reneesme. Sabes como quiero a Edward y a Bella y como los Cullen se han convertido en familia. Pero sabes bien que todo lo que nos han pedido es para protegernos a todos, si fueramos solo nosotros, pero no podria arriesgarte a ti solo por una oportunidad de…
Este silencio me extraño. Seth me trataba de ocultar algo.
—¿Una oportunidad de que? Termina la frase.
—Nada Reneesme, no es nada…—
Ahora si me iba a tener que decir. Algo habia hablado con los Quillete y acerca de mi.
—Seth, cuentame si hay algo que yo pueda hacer quiero saberlo— Seth iba a decir algo pero lo interrumpí—Sabes que no me voy a rendir y si tu no me dices, le diré a Jacob que me diga. Sabes que el no me negara la verdad. ¿Prefieres que sea él que me cuente lo que me ocultas?
Seth suspiró me abrazo de nuevo en su pecho, su corazón latia mas rapido que de costumbre, Le di un momento para que se serenara y me contara, estaba segura que iba a hacerlo.
—El plan de Jasper…seguro el lo habrá pensado pero o esta de acuerdo con tus padres y no quiere arriesgarte o Edward y Bella le hicieron jurar que no te involucraria.
—Quieres decir que puedo ayudar?—Una alegria como una fuente llenó mi pecho, siempre la mas debil la que todos tenian que proteger, si tenia un chance de ser útil lo tomaría, costara lo que costara. Seth suspiró.
—¿Ayudar? No sería tanto el riesgo si fuera solo eso. No, tu serias el arma principal. Chelsea tiene un escudo que une a los Volturi. Recuerdas que Bella no puede bloquearte por que…
—Nadie me puede dejar fuera…—Las palabras salieron por si solas de mi boca, claro tenia sentido todo el plan de Jasper estaba diseñado para alguien con el poder de penetrar un escudo. Para mi. Jasper estaba tratando de decirlo, su explicación era clara, pero no podia decirmelo directamente, porque debia ser mi decisión Bella y Edward no lo aprobarian. Era cuestion de tiempo para que alguien se diera cuenta. Tonta de mi, que necesite que alguien mas me lo dijera.
—Dios Seth, entonces no es suerte. Realmente podemos neutralizar a los Volturi. Yo puedo hacerlo. Necesito entrenar, tenemos solo una oportunidad. Si Aro lo calculó antes eso explicaría su interes en mi…¿Como no me di cuenta?
—Seth sabia que estarias dispuesta…Por eso no queria decirte.
—Seth, yo quiero ayudar, pero ¿y tu y Jacob? Sus vidas dependen de la mia, y con eso esta Leah tambien. No quieres arriesgarme lo se…—Los ojos se me llenaron de lagrimas, no queria preguntar pero tenia que ser responsable—¿Quieres que no me ofrezca?
Seth tomo mi barbilla mirandome a los ojos.
—Reneesme yo daria mi vida por la tuya, mil veces si fuera necesario. Y aunque en estos momentos lo que me provoca es tomarme en mis brazos y llevarte lejos a un lugar seguro. Ese lugar no existe y no existira nunca para nosotros hasta que los Volturi, desaparezcan. Yo haré lo que tu quieras, Jacob tambien. Y los Quillete tambien quieren pelear, pero saben que los Cullen no lo permitirian sin una buena excusa. Si tu aceptas pelear tus padres no tendrian otra opcion mas que aceptar: los imprintados siempre tienen la protección de los lobos.
Eso me sorprendió.
—Entonces ¿Sam quiere que me ofrezca?
—Sam es un “lobo de guerra”, cuando calculamos el verdadero significado del plan de Jasper, el nos pidió a Jacob y a mi que te lo hicieramos saber en caso de no lo notaras. Ellos no quieren sacrificarte, pero ya han visto lo que te pasó con tus padres muertos. Verte en ese dolor de nuevo seria insoportable para todos. No tenemos opción. O todos peleamos como un batallón, ya sea para morir todos juntos o para celebrar la victoria o morimos lentamente sabiendo que cualquier día de estos nos van a encontar para acabar con todos. Creo que los Cullen lo saben tambien, pero querian darnos el chance de tomar la decision nosotros mismos.
Las palabras de Seth lejos de ser funestas me dieron valor. Teniamos una oportunidad de desbandar a los Volturi con mi ayuda y mis poderes. Y ahora que lo sabia, no me iba a hechar para atras, no iba a dejar que mis familias, mi mundo, el mundo fueran destruidos si podia hacer algo.
Abrazé a Seth y le plante un beso lo mas fuerte que pude. El pareció entender mi respuesta y ambos nos dirigimos a la casa a contar a mis padres mi decision.

OCASO. Vigésimo Quinto Capitulo

ALIADO
—Perdon mi amor, mil veces perdon, ¿Como pude…? Dios la eternidad me será corta para pedirles perdon.
—No pienses en eso Bella, estas bien y me recordaste, lo demas no tiene importancia. —Bella lo abrazó mas fuerte. Uso su saliva para tratar cerrar las heridas que le habia causado
Me revisó para ver como estaba.
—¿Mi niña que te hice?
—No es nada mama, estaré bien….
Me pidió perdon mil veces, gimiendo.
—Mamá. Yo crei que estabas muerta…—Sabia que no era el momento mis lagrimas seguian cayendo sin cesar. Bella me miró con compasion y me abrazó de nuevo.
—Estoy aqui Reneesme, estoy aqui. —Tenía que serenarme, ahora lo vital era salir que aqui de una pieza.
—¿Como escaparemos, madre?
—Estoy pensando. No se como. Todas las salidas estan vigiladas. Y Aro nunca me deja salir sola, siempre me acompañaba Nahuel.
—¿Por que?
—Creo que el sabía que lo que me habian hecho no era cien por ciento seguro y querian asegurarse que no recordara algo en la calle y volviera donde ustedes. Solo salia de la ciudad para….—ahi gimio.— La cacería…yo bebí sangre humana.
—Bella—Le dijo mi padre—No pienses en eso ahora. No eras tu misma, no tienes que sentirte asi. —Le tomó la mano y se la besó. Mi madre beso sus manos y luego me miró.
—Reneesme. —Bella extendió su brazo—Muestrame lo que recuerdas. ¿Como llegaron aquí?
La toqué y le mostré los pasillos todo lo que recordaba haber visto.
—Creo que puedo encontrar una salida que no esten usando los Volturi ahora. Pero debemos hacerlo antes de que Aro me vea o Nahuel sospeche. Aro lee mi mente cada veinticuatro horas para asegurarse que no he recordado nada. Dentro de unas tres horas el sabra que lo recuerdo todo y estaremos perdidos.
—No, si yo los saco de aqui antes.
Mi madre se levantó al instante cubriendo con su cuerpo a mi y a mi padre.
—¡Nahuel! ¿Tu…? ¿Desde cuando has estado ahi?
—Hace un rato. Estaba al acecho en caso de que mi plan no funcionara y fueras de verdad capaz de matar a Edward. No lo creia posible pero era mejor precaver que lamentar.
—¿Pero tu estas del lado de Aro…y de Joham? —Le dije todavia recordando su comportamiento. Edward me interrumpió, se toco la frente con el dedo indice.
—No Reneesme. Nahuel solo le hizo creer a Aro que lo ayudaría. El no permitiria que su padre destruyera a alguien como Bella…como hizo con su Pire.
—Por eso trate de ocuparme de que Bella no hiciera nada de lo que se fuera arrepentir. Asegurandome que se alimentara solo de criminales. Estaba ganando tiempo para ver como podia hacerla despertar, pero era imposible.
—¿Nuestras conversaciones…?—Dijo Bella casi en un susurro. Nahuel asintió. Levanté una ceja y la miré, queria saber de lo que estaban hablando.
—Nahuel pasaba casi todo el tiempo que podia conmigo, aqui en Volterra, preguntandome acerca de… mis recuerdos…—Miro a Nahuel con agradecimiento.
—Esperaba que mis hermanas hubieran dejado huecos, cosas que no tuvieran sentido. Parecia funcionar un poco. Pero cuando supe que Edward estaba aqui, me imaginaba que eso te haría despertar por completo…—Su expression cambió a profunda pena. Miró a Edward.—Disculpa que se tardó mas de lo que creia pero, no tenia muchas opciones.
Mi padre lo miró tambien muy agradecido.
—Entiendo, no tienes por que disculparte. Hiciste lo que pudiste y estoy en deuda contigo para siempre por haber… protegido a Bella.
La palabra deuda me recordó algo.
—Oye Nahuel, te agradezco lo que hiciste por mi madre pero si esperas que yo….—Comenzé, pero Nahuel levanto la mano, con una sonrisa torcida muy parecida a la de Edward.
—Lamento decepcionarte pero tu madre es la unica razón por la que estoy haciendo esto. Hago por ella…—Nahuel desvio la mirada en ese momento. Un dolor antiguo le cruzaba por el rostro—… lo que no pude hacer por la mia…Pero basta de charla. Tenemos que irnos. Aro no nos dejaria salir con vida sabiendo lo que sabemos.
Nahuel miro a Edward y su rostro se congeló, miró a mi madre con el ceño fruncido, ella solo bajó la cabeza.
—¿Que sucede? ¿Que saben?
—No hay tiempo de explicar Reneesme. Cuando salgamos de aqui.
Nahuel nos pidió que lo esperaramos. Cerro la verja, lo cual me preocupó, pero Edward me dijo que Nahuel realmente queria ayudarnos, el habia estado leyendo su mente y el decia la verdad, el recordaba muy bien el cadaver de su madre destrozado por su nacimiento. El seria incapaz de apoyar a su padre por el resto de la eternidad. No tuve tiempo de contestar cuando el se apareció, cargando ropa negra.
—Vistanse y cubranse la cara lo, mejor que puedan. Yo vigilaré la puerta.
Eran ropas de Volturi con las capas correspondientes. Edward y yo nos vestimos y nos pusimos las capas.
—Tu no Bella, deben verte la cara. El plan es decirles que vamos a cazar. Edward tiene mas o menos la estatura de Dimitri y Reneesme la de Jane. Si lo hacemos bien los guardias no confirmaran si son ustedes. En las afueras de la ciudad nos encontraremos con mi tia Hulien.
—¿Hulien esta aquí?—Preguntó Bella—¿Desde cuando?
—Nunca se ha separado de mi, le hicimos creer a mi…a Joham que nos habiamos peleado por su causa. Pero cada vez que salia solo a cazar, me encontraba con ella para tenerla al tanto. Ella ha tomado este tiempo para explorar los pasadizos debajo de la ciudad que nos sacaran de Volterra. Los Volturi no sospechan que los conocemos asi que estoy casi seguro que funcionará.
Dijo el apretando que los puños. Era arriesgado. ¿Sabia Nahuel cuando fue la ultima vez que ellos habian cazado? ¿Y si los Volturi detectaban el olor de Hulien? Dimitri nos podria localizar casi de inmediato. Pero no quedaba tiempo, Aro estaba por venir y si tocaba a mi madre nunca saldriamos de esta prision…con vida. Habia que intentarlo.
—Mi bolso…quizas podamos reparar el cellular.
Antes de que me acercara Nahuel se habia apoderado de lo quedaba de mis cosas y la lanzó a la hoguera, que todavia ardia con una pequeña llama.
—Reneesme los Volturi no llevan nada consigo, si ellos ven algun bulto sospechoso el plan se acaba. Se que querras entrar en contacto con tu familia y tus…lobos.—Me dijo riendo ligeramente.—Pero por ahora debemos escapar. Ya esta anocheciendo ellos nos podrian seguir,debemos escapar de Volterra los mas pronto posible.
—!¿Ha pasado un día completo?! Dios tenemos que irnos, Seth…Jacob, deben estar sufriendo y la familia! Deben estar buscandonos por toda la ciudad.
Arrojé el resto de mis pertenencias en el fuego y puse el anillo de compromiso en mi brassiere. Nahuel mi miró con curiosidad.
—Aprendes rapido….Vamos.
Edward estaba sumamente herido, pero saco fuerzas de no se donde para enderezarse. Abrazó a mi madre, y le dio un beso de esos que me hubieran hecho sonrojar antes, pero ahora todo se valía. Cuando terminó me abrazaron entre los dos.
—Saldremos de esto…No se preocupen.—Dijo Edward muy seguro. Se cubrió la cabeza y Bella se encargó de acomodar mi capucha. Sentí el cariño de mi madre de nuevo, habia olvidado lo mucho que la extrañaba y ahora estaba aqui conmigo. Tuve que controlarme para no empezar a llorar otra vez.
—Ya saben la cabeza baja, no se atrevan a alzar la vista y muevanse al mismo tiempo. Deben lucir imponentes y distantes como los Volturi. Bella acuerdate de como era Liz, fria calculadora y llena de odio. Te ves muy suave ahora, todos lo van a notar.
Mi madre cerró los ojos para concentrarse y logro poner una expresion casi identica a la mascara que usaba cuando no nos recordaba. Eso me ayudo a bajar el rostro no podia mirarla luciendo de esta manera.
Nos acercamos a la puerta. Nahuel nos miró de nuevo.
—¿Listos?
Edward me apreto la mano antes de seguir a Bella y Nahuel.

OCASO. Vigésimo Cuarto Capitulo


Para este capitulo muy especial me parece apropiada la canción Let me sign. Cantada por Rob. Disfrutenla aqui!

MEMORIA
Nunca me había detenido a pensar en no tener a mi familia, perder a mis padres Edward y Bella, a mis tias Alice y Rosalie, mis tios Jasper y Emmet y mis dulces abuelos: Carlisle, Esme y Charlie, hasta Sue que nunca le gustó que la llamara abuela.
Me hubiera gustado conocer a Renee y a Phil tambien, y decirle adios a Seth, Leah y a Jacob de una mejor manera, pero todo sucedio tan pronto.
Ella con los ojos inyectados en la sangre de todas sus humanas victimas, no iba a matarte, aunque hubiera querido que lo hiciera, lo que Aro tenia preparado para nosotros seguro era peor que la muerte.
La vampira me miró con ojos de odio, no podia imaginar que hace poco tiempo atras era la persona que más me habia amado.
Se acercó hacia mi y me dió una bofetada que me nubló los sentidos y antes de desmayarme solo pude ver algunos de los cabellos bronze de mi padre entre sus dedos.
¡Por los cielos! ¡¿Que le había hecho a Edward?!
Me desperté supongo que unas horas despues, la boca me sangraba todavía al parecer la herida era mas profunda de lo que pensaba. Vi una figura pálida en el suelo, casi desnuda, con los pantalones hechos jirones.
—!Papá! , ¡Papá! ¿Como estas? ¿Que te hizo mamá?
Mi padre se dio la vuelta. Dios estaba hecho casi polvo, vi su cabello revuelto y sus extremidades torcidas en formas inhumanas. Me di cuenta que estaba libre yo tambien y fui auxiliarlo. Mis lagrimas caian, no podia parar de llorar. Le enderezé la pierna lastimada. Gracias a Dios que era lo suficientemente fuerte y sabia mucho de anatomia.
—¿Como te sientes papi?— El me sonrió, casi sin fuerzas.
—Hacia mucho que no me decias papi. —Y tocó mis mejillas para secar mis lagrimas.
—¿Te duele mucho? Le dije mientras colocaba sus dedos torcidos en la posicion que debian estar.
—Estoy bien Reneesme, mejor que bien. Sabes que nunca voy a estar mal ahora que se que Bella esta viva.
—Si lo se.
A pesar del dolor y los golpes yo entendia, mi madre con vida nos daba esperanza.
—¿Pero como la vamos a recuperar?
—Nunca la perdimos del todo Reneesme. Creo que Aro se confió mucho de su nuevo cientifico y subestimó los poderes de Bella.
—No entiendo, mira como te tiene.— Su cuello estaba en una posicion que hubiera matado a un humano al instante, se lo enderece.
—Quizas no lo hayas notada, pero yo conozco a tu madre, ella todavia siente esa atracción por mi que nos unió desde hace casi diez años.
—Pero ella te odia.
—Lo contrario del amor no es el odio, es la indiferencia. Tu deberías saberlo con lo de Seth y Jacob.
Al parecer mi padre habia tenido tiempo para leerme la mente.
—Si …pero eso no nos sirve, si ella te mata por accidente.
—¿Por que crees que Aro no la deja estar sola con nosotros? El puede sentir nuestro lazo. Marcus seguro le advirtió. Aun cuando ella sienta tanta rabia la he visto, no esta luchando con todo, duda, se contiene y si te fijas no me ha hecho ningun daño permanente. Conversé con ella y creo que la estoy haciendo dudar, un poco de tiempo mas y estoy seguro que la puedo convencer de que le han mentido acerca de nuestra relación…
Se detuvo un momento, se sento usando la pared para apoyar su espalda, frunciendo el seño.
—¿Que pasa?
—Me dijo algo que me confundió. Nahuel la esta ayudando a…visitarme. Le dijo que el se encargaria de avisarle si Aro o la guardia Volturi venian. Segun lo que le saque el ha sido muy amable con ella, desde que llegó.
—No me extraña seguro quiere ganarse a su futura suegra…—La palabra me hacia revolver el estomago.
—Puede ser, pero hacer eso por encima de la cabeza de Aro…me parece extraño debe tener sus propios planes. Ademas hay otra cosa. Nahuel la ayuda a cazar. Y Bella para nuestra paz mental, no esta tomando victimas humanas a la ligera. Asecha y sigue a criminales personas que estan a punto de matar a alguien.
Era un alivio saber que Bella no estaba totalmente perdida. Habia desarrollado la misma conciencia que mi padre hacia tantos años. Matar a un humano era horrible pero matar a uno inocente…no habia palabras para expresar lo espantoso de la idea. Pero por que Nahuel…
—¿Eso si me parece extraño? Crees que Nahuel tenga algo de conciencia?
—Puede ser, pero tenemos que salvar a tu madre primero antes de nada. Estoy seguro que con un poco mas de contacto, ella podria recordar algo. Solo un pequeño recuerdo seria suficiente para que ella atara los cabos. Y se como lograrlo.
Yo no estaba tan confiada. Nuestra Bella nunca se hubiera atrevido a lastimar a Edward asi. ¿Y si se equivocaba? No podia ni imaginar perder a mi padre luego de haberlo recuperado.
—¿Tienes algún plan?
Edward me miró inseguro, lo que sea que iba a sugerir no me iba a gustar.
—Si tengo uno, pero tienes que tener confianza en mi y en nuestro amor, el de Bella y mío. Se levantó para terminar de acomodar sus articulaciones rotas y torcidas.
—¿Que vas a hacer papá?
—¿Recuerdas la nana de tu madre?
—Claro.
—Ayudame a cantarla.
Empezamos a tararearla bajito primero para asegurarnos que estabamos en sincronia luego, lo mas alto que pudimos. Debia ser para atraer su atención. Donde sea que estuviera ella tenía que conocer esta cancion, ella tenía que venir, aunque sea para callarnos.
No habia pasado una hora cuando la oimos venir.
—¡CALLENSE!! Odio esa melodía. ¿Que crees que estan haciendo?!
Abrió nuestra reja. Y entró ni siquiera se molestó en cerrarla de nuevo. ¿Quizas podiamos escapar? Pero yo no me imaginaba irme sin Bella, aunque hubiera que arrastrarla.
—Bella…—Empezó mi padre, mi madre a velocidad vampirica le se le acercó pateando la pierna recien reparada por mí.
—!Mi nombre es Liz! —Sin hacer caso del dolor, mi padre le contestó.
—Liz es una derivación de Elizabeth, tu nombre es Bella. ¿Sabes quien era Elizabeth?— Bella pareció confundida, se detuvo observandolo, buscando en su memoria.
—Elizabeth era mi madre humana. ¿Crees que te hubieras puesto el nombre de mi madre si realmente me odiaras?—Se acercó despacio, midiendo la distancia entre ambos.
—En el fondo tu me amas y me conoces y sabes que algo no esta bien, puedes sentirlo, una perdida en tu cerebro algo que no encaja bien.
Bella por un momento miró confundida a mi padre, luego a mi. Edward aprovecho para tocarle el rostro, un toque ligero con la punta de su dedo en su pomulo izquierdo. La vi estremecerse. Bajó la cabeza y se tocó la frente. Pense que esta la podia cambiar.
Pero al levantarla tenia de nuevo la sonrisa maligna que habia aprendido a temer.
—Aro me advirtió que esto pasaría….Es una lastima, quería divertirme mas. —Le dio una patada que lo lanzó al otro lado de la mazmorra. Vi que de un bolsillo de su tunica sacó un encendedor, habia un poco de madera en la esquina y con mucho cuidado los encendió.
—¿Mamá no hagas esto?…Aro te lo prohibió— Me abalancé sobre Edward para protegerlo.
—Aro tambien me dijo que no estaba seguro que mi poder podria protegerme de tus mentiras y que si en algún momento, llegara a sentir que me estabas convenciendo. Estaba en libertad de acabar contigo.
Me pegó una patada en el vientre, que me lanzó lejos de mi padre y me dejó sin aliento.
—Asi que debo decir…¿gracias?
Se rió ironicamente. Edward se levantó a velocidad vampira para asistirme, rapidamente me revisó.
—¿Estas bien, querida?
—¡Detras de tí!!
Bella le enterró un tacón en la espalda. Intentó golpearlo de nuevo pero mi padre le esquivó.
—Recuerda Bella, despues de la clase de biologia te lleve a enfermería por que la sangre te afectaba y te desmayaste, por eso te hice subir a mi coche, estaba preocupado.
Un gancho a la derecha, esquivado.
—Y en nuestro prado recuerda cuando me dijiste que no te importaba que fuera un vampiro…Yo no te obligue a convertirte tu lo decidiste, por eso pasó tanto tiempo desde que nos conocimos hasta que nos casamos.
Le tiró una patada, esta vez si lo alcanzó y lo lanzó al suelo donde lo siguió golpeando.
—Recuerda…cuando me dijiste que me amabas la primera vez que pasé la noche en tu casa y yo te dije: Eres mi vida ahora.
Eso pareció enfurecerla mas, siguió pateandolo y lo estrelló una y otra vez contra las paredes. Pensé en intentar apagar el fuego, apenas podia moverme, el golpe me habia dejado sin aliento y no tenia casi fuerzas poco a poco empece a arrastrarme hasta el, pero no parecia que iba a llegar a tiempo.
Mi padre estaba peor que la ultima vez, caido y desmoronandose. La rabia de mi madre le daba mas fuerza y mi padre se rehusaba a defenderse.
—Recuerda…. nuestro… amor.— Lo tiró de nuevo al suelo y brincó sobre el.
—Recuerda…me. —Lo tomó esta vez por el cuello, y lo alzo en el aire con su puño rodeando su garganta. Ya no tenía fuerzas para pelear. Se acercaba a la hoguera lista para lanzarlo al fuego. Su mirada, maléfica, su sonrisa divertida.
—Recuerda….esto…. —Y con las ultimas fuerzas que le quedaban se aferró al cuello de mi madre y puso sus labios en los de ella. Bella se paralizó, sus ojos entornados se abrieron como platos. Pero sus labios respondieron a los de mi padre por unos segundos…
Lo dejó caer al suelo, los ojos en blanco, la boca abierta, una estatua de asombro.
—¿Edward?! —Le dijo al fin—Edward esposo mio, mi alma gemela, ¿Que te hecho?—Miró hacia donde estaba yo—Dios Reneesme, mi bebe, que les hice a ambos. Por Dios, Oh Dios.
Podía ver como volvia a mi madre a habitar el cuerpo de la vampira, como los recuerdos llegaban en estampida, completando los agujeros de su memoria.
Gimiendo, abrazó a mi padre y extendio su brazo para que me acercara, podia sentir el calor de mi madre dentro de su pecho, otra vez.
Edward estaba feliz, si hubiera podido llorar sus ojos se hubieran llenado de lagrimas, pero no hacia falta porque yo estaba llorando lo suficiente por los tres.
Bella habia vuelto, era una Cullen de nuevo.

Entra tu direccion de correo electronico para recibir un aviso cada vez que haya algo nuevo que contar.

Únete a otros 894 seguidores