OCASO. Vigésimo Sexto Capítulo

LOS FUGITIVOS
Salimos hace uno de los corredores, siguiendo a Nahuel y Bella. Mi padre usaba su mente como un radar y con casi inperceptibles siseos guiaba a Nahuel cada vez que sentia que alguna mente Volturi estaba cerca. Dimos vueltas hacia la izquierda a la derecha, tuvimos que volver atras unas cuantas veces y detenernos en algunos huecos para dejar pasar algunos de los guardias.
Heidi se atravesó en un momento con su sinuosa figura, moviendose como una supermodelo. Pero al parecer estaba con prisa y ni siquiera nos miro bien. Para estos momentos pense que el olor nos podria descubrir, pero el olor de los Volturi estaba en todas partes en el laberinto a menos que se concentraran no lo hubieran notado.
Lamentablemete, la puerta del ascensor estaba vigilada por un alto Volturi imagino que Santiago o Felix, pero no habia otra alternativa, asi que seguimos caminando hacia la puerta de hierro.
Bella ni siquiera lo miró, imagino que era parte del comportamiento como Liz. Yo segui con la cabeza baja igual que mi padre. Ella apreto el boton. Y se hizo a un lado para dejarnos pasar.
—¿Van de caceria?
Preguntó el Volturi, sin quererlo me tensé. ¿¡Nos habia descubierto.?!
—¿De que hablas? Sabes bien que nos alimentamos bien anoche. Vamos a encargarnos del padre de la iglesia donde Edward estaba. Ordenes de Aro.—Dijo mi madre despectiva y arrogante.
—No sabia de esas ordenes.—Dijo el guardia. Pense que ibamos a tener que inmovilizarlo, pero vi a mama acercarse al guardia con esa sonrisa ironica que habia copiado de Aro cuando no nos recordaba.
—Claro que no lo sabias. Lamento decirte que Aro me considera mas importante que tú, con mi poderoso escudo—Dijo tocandose la frente— ¿Crees que eres lo suficientemente importante para el maestro?—Se rió y le dio una palmadita en el hombro, por lo que pude ver esto lo afecto. Seguramente recordaba a algun otro miembro de la guardia que hubiera sido desplazado por una nueva adquisicion de Aro. Quizas el mismo habia dicho estas palabras a alguien mas.
Bella sin mas miramientos, nos indico con una inclinacion ligera de cabeza que nos movieramos. Entramos con las cabezas bajas. Ella se dio le vuelta y le soplo un beso al guardia, Quizas para distraerlo de nuestras caras.
Deje escapar un gran suspiro, casi estabamos afuera, la puerta se abrió y de repente Jane estaba frente a nosotros. Nos miró y trato de inmediato atacar a Edward, pero mi madre nos habia cubierto con su escudo por instinto.
Edward la lanzo por el aire y mi madre abofeteo a Alec mientras, Nahuel tomaba mi mano y se adelanto hacia la puerta, sabia que nosotros eramos mas lentos asi que lo mas lógico era ir primero.
La secretaria humana intentó, alcanzar un boton debajo del escritorio, pero yo la detuve y la lanze lejos de este. Destruí el boton con mis manos y salimos corriendo por el porton.
Nos internamos en la noche de Volterra, los inmensos e interminables callejones. Nahuel estaba al frente mis padres podian correr mas aprisa pero me imagino que nos estaban cubriendo las espaldas.
—Bella—Grito mi padre—Carga a Reneesme, yo cargaré a Nahuel, el me puede guiar hacia Hulien con su pensamiento.
Como de rayo senti la mano de mi madre tomandome por los hombros, mis pies dejando el suelo. Me dio la vuelta y yo me aferre a su espalda.
Pude ver a Nahuel en la espalda de Edward. Comenzaron a saltar por entre el techo de los edificios. Al parecer no habia nadie era muy tarde. Los Volturi nos podrian seguir sin temor a descubrirse, si es que eso les importa a estas alturas.
Por fin llegamos a las afueras de la ciudad, si la memoria no me fallaba estabamos a pocos kilometros de la propiedad de Carlisle. Nos bajamos de las espaldas de mis padres.
En cuanto Huliem viniera podiamos ir a buscar a los Cullen. Mi Seth y mi Jacob deben de estar sufriendo a estas alturas.
Todo pasó en un segundo. Oi un golpe sordo, vi a mi padre en el suelo, una figura gigantesca estaba sobre su espalda. Pense que era el verdadero Dimitri. Casi al mismo tiempo, una figura obscura, pasó por delante de Bella, lanzandola a la pared, con la cara enterrada entre las piedras unas frias manos me tomaron por la garganta y vi como Nahuel estaba siendo levantado por los aires por Esme.
—¿Donde esta Reneesme?! —Gritó. Era Emmet pude ver a Rosalie agarrando el cuello de Bella.
—Sueltalo tio es Edward—Dije con un hilo de voz, mi laringe presionada apenas podia emitir sonido, que bueno que querian interrogarnos primero.
—¿Edward?— pude ir a todos decir al mismo tiempo. La persona que tenia sus manos en mi garganta era Carlisle.
—Suelta a Bella, Rosalie. —Repeti al ver que todavia la cara de mi madre estaba incrustada en la pared.
—¡¿BELLA?!
Nos soltaron de inmediato, todos tenian la boca abierta. Carlisle y Esme se acercaron a Edward que solo sonreia, le tocaron los hombros. Carlisle solo dijo:
—Mi hijo…
—Eres tu de verdad, ¿como es esto posible?—Le dijo Esme sollozando, sin poder contenerse abrazo a mi padre, Carlisle hizo lo mismo.
Rosalie todavia sostenia a Bella por el cuello mirandola, estudiando sus facciones.
—¿Me puedes soltar Rosalie? —Le dijo Bella con una sonrisa calida. Ella la soltó y tambien la abrazo. Se agruparon en el centro, abrazandose todos. La escena era conmovedora, me senti las lagrimas caer, una sensacion calida de paz que tenia meses que no sentia. Estaba a salvo, mi familia estaba completa por fin.
Mire a Nahuel y el tambien observaba la escena con una linea en los labios, sus ojos cristalizados, se veia triste.
Vi como una vampiro de piel morena se acercaba a nosotros. Seguro que era Hulien.
—¿Donde esta Alice? —Preguntó mi padre.
—Ella se quedo con Jasper…—Dijo Carlisle y me miro.—Seth y Jacob estan muy mal. Sufriendo por Reneesme. Jasper se esta encargando de mantenerlos lo mas tranquilos que puedan.
—Tenemos que irnos.
—Si puedo escuchar las mentes de los Volturi, ellos van a tratar de atraparnos a como de lugar. Carlisle lo que tienen planeado… no sabes, es horrible.
No conversamos mas. Yo me trepe en la espalda de Edward y Nahuel a la de Hulien. Siguiendo a Carlisle desaparecimos entre la ciudad.
Vi como nos ibamos en la direccion opuesta y supuse que trataban de despistarlos para ganar tiempo. Dimitri seguro no podia localizarnos con Bella protegiendonos. Me sentia tan mal, la ausencia de Seth y Jacob me pesaba tambien, con el nerviosismo no lo habia notado. Pero ahora era como un nudo en mi garganta.
Al fin vi la casa erguirse rapidamente en el horizonte. Pude ver a Seth, Jacob y Leah en nuestra dirección. Y una sonriente Alice con Jasper a su lado tocando su hombro. Claro ella ya lo sabia.
Pude sentir el alivio de mi padre en su respiración, tambien vi a Seth y Jacob relajarse, Leah suspiro tambien.
Cuando mi padre me bajó al suelo, Alice brinco sobre Edward y Bella y los lanzó al suelo de la emocion. Jasper solo miraba disfrutando el momento.
Las cosas iban a estar bien. Me acerque a mis lobos, mi padre y mi madre probablemente querrian unos minutos para hablar con la familia por primera vez en semanas. No sabia como estaban las cosas, pero Seth y Jacob no estaban heridos, asi que no habia pelea. La cosa mas rara del mundo sucedió.
—Reneesme que bueno que estas bien estaba tan preocupada.— Me dijo Leah abrazandome con una calidez y una fuerza que casi me deja sin aliento. ¡¿Leah preocupada!? ¡¿Por mi?! Debe ser por lo de su hermano.
Miré a Seth y Jacob pero ambos se veian tristes. Antes de que pudiera preguntar…
—¡Debemos irnos!…Los Volturi se acercan! —Dijo mi padre.
Rapidamente tomamos lo poco que habiamos traido, Carlisle hizo una llamada a la familia que cuidaba la casa, diciendoles que no volvieran y que les iba a enviar una fortuna por sus servicios. No llamamos al taxi para no exponer mas humanos. Hulien sabia como llegar lo mas rapido posible al aereopuerto y todas las seguimos, mi madre me cargó a mi, Edward cargo a Seth,Emmet a Jacob y Rosalie a Leah. Y corriendo como Guepardos nos internamos en la vieja cuidad como vampiros en los cuentos de terror, asegurandonos que ningun humano nos viera. De acuerdo con Edward los Volturi nunca harian nada que pusiera en peligro su anonimidad en Volterra.
Al llegar al aeropuerto, Nahuel y Hulien se despidieron.
—No se vayan, vengan con nosotros Los Volturi los perseguiran.—Dijo Edward muy preocupado, los ojos fijos en Nahuel, seguro que el de verdad sentia afecto por este hombre con cara de chico que tanto nos habia ayudado.
—Sabemos como salir de aqui y volver a America nadando, ademas no tenemos papeles para viajar.—Dijo Hulien muy estoica, creo que no queria tener mas que ver con nosotros, seguro todo lo que hizo lo hizo por su sobrino.
—Nahuel, tu sabes bien lo que Aro planea, debemos estar unidos ahora mas que nunca.
—Lo se Edward, pero ahora es mejor que nos dividamos, nosotros los alcanzaremos cuando podamos. Nos veremos en Forks.
Mi padre asintio con la cabeza pudo ver que Nahuel no mentía imagino, se acerco a Carlisle y le susurro algo en el oido. Carlisle sacó su billetera y escribio algo en una de sus tarjetas doradas antes de pasarsela a Nahuel.
—Pueden usar esta tarjeta para lo que necesiten, pagar o comprar para llegar a Forks, la clave esta escrita en el plastico. Tendran suficiente dinero para papeles y autos. Tambien les di nuestra cellular de emergencias. Si necesitan algo, si los Volturi se acercan por favor, no duden en llamar.
Pense que Nahuel se iba a negar, pero tomo la tarjeta muy naturalmente y se la entrega a Hulien que la puso en su brasiere tambien.
—Edward yo tambien tengo que comunicar las noticias a algunos de los vampiros que he conocido, necesitaremos de la mayor cantidad de combatientes, no creo que la mayoria de los vampiros aprueben el plan de Aro.
—¿Que plan?—Dijo Jasper, mi padre les indico silencio con la cabeza, nos iba a tener que explicar despues.
—Gracias Nahuel, en Forks entonces?—le dijo dandole el brazo.
—¿En Forks? —Le respondio Nahuel. Hulien se despidio con la cabeza y entro en la noche, Nahuel lo seguia. La verdad esperaba volver a verlos a ambos.
Edward Bella y yo entramos rapido a una tienda del aeropuerto mientras Carlisle y los demas hacian preparativos, nos compramos ropa casual y dejamos las capas tiradas en la basura. Nada que nos recordara lo pasado en Volterra.
Mi padre y mi madre mas cariñosos que nunca de la mano se abrazaban en la fila, y luego me abrazaban a mi y a mis tios, las gente nos miraba raro, y en otro momento me hubiera dado verguenza, pero ahora no. Estabamos juntos despues de tanto tiempo.
Leah siguio mirandome y sonriendo con estrellas en los ojos y Seth mantenia su distancia hacia mi, Jacob me tomaba la mano pero no era un gesto natural, lo sentia tenso. ¿Me pregunto que habrá pasado en mi ausencia?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entra tu direccion de correo electronico para recibir un aviso cada vez que haya algo nuevo que contar.

Únete a otros 894 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: