OCASO. Vigésimo Quinto Capitulo

ALIADO
—Perdon mi amor, mil veces perdon, ¿Como pude…? Dios la eternidad me será corta para pedirles perdon.
—No pienses en eso Bella, estas bien y me recordaste, lo demas no tiene importancia. —Bella lo abrazó mas fuerte. Uso su saliva para tratar cerrar las heridas que le habia causado
Me revisó para ver como estaba.
—¿Mi niña que te hice?
—No es nada mama, estaré bien….
Me pidió perdon mil veces, gimiendo.
—Mamá. Yo crei que estabas muerta…—Sabia que no era el momento mis lagrimas seguian cayendo sin cesar. Bella me miró con compasion y me abrazó de nuevo.
—Estoy aqui Reneesme, estoy aqui. —Tenía que serenarme, ahora lo vital era salir que aqui de una pieza.
—¿Como escaparemos, madre?
—Estoy pensando. No se como. Todas las salidas estan vigiladas. Y Aro nunca me deja salir sola, siempre me acompañaba Nahuel.
—¿Por que?
—Creo que el sabía que lo que me habian hecho no era cien por ciento seguro y querian asegurarse que no recordara algo en la calle y volviera donde ustedes. Solo salia de la ciudad para….—ahi gimio.— La cacería…yo bebí sangre humana.
—Bella—Le dijo mi padre—No pienses en eso ahora. No eras tu misma, no tienes que sentirte asi. —Le tomó la mano y se la besó. Mi madre beso sus manos y luego me miró.
—Reneesme. —Bella extendió su brazo—Muestrame lo que recuerdas. ¿Como llegaron aquí?
La toqué y le mostré los pasillos todo lo que recordaba haber visto.
—Creo que puedo encontrar una salida que no esten usando los Volturi ahora. Pero debemos hacerlo antes de que Aro me vea o Nahuel sospeche. Aro lee mi mente cada veinticuatro horas para asegurarse que no he recordado nada. Dentro de unas tres horas el sabra que lo recuerdo todo y estaremos perdidos.
—No, si yo los saco de aqui antes.
Mi madre se levantó al instante cubriendo con su cuerpo a mi y a mi padre.
—¡Nahuel! ¿Tu…? ¿Desde cuando has estado ahi?
—Hace un rato. Estaba al acecho en caso de que mi plan no funcionara y fueras de verdad capaz de matar a Edward. No lo creia posible pero era mejor precaver que lamentar.
—¿Pero tu estas del lado de Aro…y de Joham? —Le dije todavia recordando su comportamiento. Edward me interrumpió, se toco la frente con el dedo indice.
—No Reneesme. Nahuel solo le hizo creer a Aro que lo ayudaría. El no permitiria que su padre destruyera a alguien como Bella…como hizo con su Pire.
—Por eso trate de ocuparme de que Bella no hiciera nada de lo que se fuera arrepentir. Asegurandome que se alimentara solo de criminales. Estaba ganando tiempo para ver como podia hacerla despertar, pero era imposible.
—¿Nuestras conversaciones…?—Dijo Bella casi en un susurro. Nahuel asintió. Levanté una ceja y la miré, queria saber de lo que estaban hablando.
—Nahuel pasaba casi todo el tiempo que podia conmigo, aqui en Volterra, preguntandome acerca de… mis recuerdos…—Miro a Nahuel con agradecimiento.
—Esperaba que mis hermanas hubieran dejado huecos, cosas que no tuvieran sentido. Parecia funcionar un poco. Pero cuando supe que Edward estaba aqui, me imaginaba que eso te haría despertar por completo…—Su expression cambió a profunda pena. Miró a Edward.—Disculpa que se tardó mas de lo que creia pero, no tenia muchas opciones.
Mi padre lo miró tambien muy agradecido.
—Entiendo, no tienes por que disculparte. Hiciste lo que pudiste y estoy en deuda contigo para siempre por haber… protegido a Bella.
La palabra deuda me recordó algo.
—Oye Nahuel, te agradezco lo que hiciste por mi madre pero si esperas que yo….—Comenzé, pero Nahuel levanto la mano, con una sonrisa torcida muy parecida a la de Edward.
—Lamento decepcionarte pero tu madre es la unica razón por la que estoy haciendo esto. Hago por ella…—Nahuel desvio la mirada en ese momento. Un dolor antiguo le cruzaba por el rostro—… lo que no pude hacer por la mia…Pero basta de charla. Tenemos que irnos. Aro no nos dejaria salir con vida sabiendo lo que sabemos.
Nahuel miro a Edward y su rostro se congeló, miró a mi madre con el ceño fruncido, ella solo bajó la cabeza.
—¿Que sucede? ¿Que saben?
—No hay tiempo de explicar Reneesme. Cuando salgamos de aqui.
Nahuel nos pidió que lo esperaramos. Cerro la verja, lo cual me preocupó, pero Edward me dijo que Nahuel realmente queria ayudarnos, el habia estado leyendo su mente y el decia la verdad, el recordaba muy bien el cadaver de su madre destrozado por su nacimiento. El seria incapaz de apoyar a su padre por el resto de la eternidad. No tuve tiempo de contestar cuando el se apareció, cargando ropa negra.
—Vistanse y cubranse la cara lo, mejor que puedan. Yo vigilaré la puerta.
Eran ropas de Volturi con las capas correspondientes. Edward y yo nos vestimos y nos pusimos las capas.
—Tu no Bella, deben verte la cara. El plan es decirles que vamos a cazar. Edward tiene mas o menos la estatura de Dimitri y Reneesme la de Jane. Si lo hacemos bien los guardias no confirmaran si son ustedes. En las afueras de la ciudad nos encontraremos con mi tia Hulien.
—¿Hulien esta aquí?—Preguntó Bella—¿Desde cuando?
—Nunca se ha separado de mi, le hicimos creer a mi…a Joham que nos habiamos peleado por su causa. Pero cada vez que salia solo a cazar, me encontraba con ella para tenerla al tanto. Ella ha tomado este tiempo para explorar los pasadizos debajo de la ciudad que nos sacaran de Volterra. Los Volturi no sospechan que los conocemos asi que estoy casi seguro que funcionará.
Dijo el apretando que los puños. Era arriesgado. ¿Sabia Nahuel cuando fue la ultima vez que ellos habian cazado? ¿Y si los Volturi detectaban el olor de Hulien? Dimitri nos podria localizar casi de inmediato. Pero no quedaba tiempo, Aro estaba por venir y si tocaba a mi madre nunca saldriamos de esta prision…con vida. Habia que intentarlo.
—Mi bolso…quizas podamos reparar el cellular.
Antes de que me acercara Nahuel se habia apoderado de lo quedaba de mis cosas y la lanzó a la hoguera, que todavia ardia con una pequeña llama.
—Reneesme los Volturi no llevan nada consigo, si ellos ven algun bulto sospechoso el plan se acaba. Se que querras entrar en contacto con tu familia y tus…lobos.—Me dijo riendo ligeramente.—Pero por ahora debemos escapar. Ya esta anocheciendo ellos nos podrian seguir,debemos escapar de Volterra los mas pronto posible.
—!¿Ha pasado un día completo?! Dios tenemos que irnos, Seth…Jacob, deben estar sufriendo y la familia! Deben estar buscandonos por toda la ciudad.
Arrojé el resto de mis pertenencias en el fuego y puse el anillo de compromiso en mi brassiere. Nahuel mi miró con curiosidad.
—Aprendes rapido….Vamos.
Edward estaba sumamente herido, pero saco fuerzas de no se donde para enderezarse. Abrazó a mi madre, y le dio un beso de esos que me hubieran hecho sonrojar antes, pero ahora todo se valía. Cuando terminó me abrazaron entre los dos.
—Saldremos de esto…No se preocupen.—Dijo Edward muy seguro. Se cubrió la cabeza y Bella se encargó de acomodar mi capucha. Sentí el cariño de mi madre de nuevo, habia olvidado lo mucho que la extrañaba y ahora estaba aqui conmigo. Tuve que controlarme para no empezar a llorar otra vez.
—Ya saben la cabeza baja, no se atrevan a alzar la vista y muevanse al mismo tiempo. Deben lucir imponentes y distantes como los Volturi. Bella acuerdate de como era Liz, fria calculadora y llena de odio. Te ves muy suave ahora, todos lo van a notar.
Mi madre cerró los ojos para concentrarse y logro poner una expresion casi identica a la mascara que usaba cuando no nos recordaba. Eso me ayudo a bajar el rostro no podia mirarla luciendo de esta manera.
Nos acercamos a la puerta. Nahuel nos miró de nuevo.
—¿Listos?
Edward me apreto la mano antes de seguir a Bella y Nahuel.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entra tu direccion de correo electronico para recibir un aviso cada vez que haya algo nuevo que contar.

Únete a otros 894 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: